Además de su ya conocido poder bactericida, recientemente se descubrieron sus capacidades antivirales, lo que ha convertido a este mineral en un apreciado insumo para la elaboración de productos en el marco de la actual pandemia.

 

Por 20 de Mayo de 2020
Corría el año 2011 y el cobre comenzaba a ser usado en pasamos de escaleras conducentes a algunas estaciones del Metro de Santiago. Pero, ¿qué razones se daban en aquella época para justificar tal iniciativa? Las propiedades bactericidas de este metal, y, por ende, su contribución a disminuir las posibilidades de contagio de enfermedades.

Hoy, nueve años después y en medio de la peor pandemia de las últimas décadas, las propiedades del cobre están siendo relevadas de la mano de una serie de productos que incorporan sus nanopartículas y cuya eficacia preventiva podría marcar diferencias significativas en la lucha contra el coronavirus (COVID-19), e incluso abrir nuevas posibilidades para el país en materia de exportación.

Y es que “hace relativamente poco tiempo se empezaron a estudiar las capacidades antivirales del cobre y se descubrió que es un biocida bastante amplio. O sea, inactiva no solamente bacterias, sino que también hongos y virus. Esa es la importancia que tendría como un agente para reducir la cantidad de afectados por coronavirus”, explicó a EL DÍNAMO, Aaron Cortés, coordinador de investigación del Hospital Clínico de la Universidad de Chile y de la Clínica de la Universidad de los Andes.

Asimismo, y en base a estudios recientes, como uno iniciado en el país por la Universidad de Chile como parte de una investigación asociada al virus de inmunodeficiencia humana (VIH ), “sabemos que mientras más pequeñas sean las partículas de cobre a la cual se expone un virus, el tiempo de inactivación es más rápido. Por ejemplo, nosotros sabemos que el cobre inactiva el virus del VIH, lo que queremos determinar es en cuánto tiempo lo hacen las nanopartículas, y debiese ser en torno a minutos”, agregó Cortés.

Proyectos innovadores

Considerando los beneficios antivirales que tiene incorporar nanopartículas de cobre a artículos y productos, la actual pandemia se ha convertido en el escenario en el cual han nacido diferentes proyectos de esta índole.

Es así como, por ejemplo, en el marco del “Reto de Innovación COVID-19”, que organizó el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación junto a Corfo, surgieron algunos proyectos cuyo protagonista es precisamente el cobre.

Dentro de estos, y entre los que resultaron ganadores, está una iniciativa que lidera la Universidad de los Andes y que busca la validación experimental (tanto en un ambiente clínico como de laboratorio) de una mascarilla impresa en 3D con nano-estructuras basadas en cobre como agente antiviral frente al coronavirus (SARS-CoV-2). Se trata de la mascarilla reutilizable Nanohack, la cual está fabricada con PLACTIVE® y DMFlex®, aditivos con nanopartículas de cobre.

En esa misma línea, otro de los proyectos ganadores del reto de innovación fue “Cubre+”, una máscara facial lavable y reutilizable con acción activa antimicrobiana con partículas de cobre y zinc, la que será confeccionada por personas que trabajen desde sus casas bajo un modelo de enjambres productivos locales.

Y finalmente, está “Cooper Face Shield”, que apunta a la producción en masa de escudos de protección facial, compuestos por una visera y una mica, que son fabricados con polipropileno y nanopartículas de cobre.

“Esta pandemia plantea necesidades urgentes y hemos querido utilizar nuestras capacidades, talento y materia prima local en este Reto de Innovación COVID-19, que logró promover esfuerzos desde el Estado, la sociedad civil, empresas, universidades y centros de innovación, que pusieron todo su talento en desarrollar elementos de protección para el personal de salud a través de innovaciones como el uso de cobre”, señaló a EL DÍNAMO, el ministro de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Andrés Couve.

Por otra parte, desde el Ministerio de Minería también han trabajado en la articulación de proyectos y donaciones que emplean el poder de este metal para hacer frente a la pandemia, tales como la sanitización de espacios con amonio cuaternario con nanopartículas de cobre y promover el uso de mascarillas que también las incorporan, además de incentivar a que las empresas que fabrican planchas con cobre puedan donar este producto a hospitales públicos, y de esta manera, implementar salas aisladas de microorganismos.

Pero, sin duda, uno de los proyectos más innovadores alude a la incorporación de cobre a los instrumentos de pago. “Estamos en conversaciones con los organismos correspondientes como la Casa de Moneda de Chile, porque nos interesa avanzar en un proyecto inédito en el mundo, que pueda incorporar cobre chileno en los billetes y tarjetas de crédito, y en todos los instrumentos fiduciarios de intercambio como cheques, vale vistas, notas de crédito, entre otros”, adelantó a EL DÍNAMO, el ministro de Minería, Baldo Prokurica.

“Estamos convencidos de que el avance de productos que incorporen las propiedades del cobre para combatir la pandemia, con innovación y nanotecnología, serán una gran oportunidad para nuestro país, porque una crisis también es una oportunidad para resaltar nuestros principales productos que ayudarán a superarla. Tenemos un gran potencial en el liderazgo mundial de la industria que hoy se ve reflejado no solo en los commodities; sino de ser líderes globales en la fabricación de productos con valor agregado”, finalizó el ministro Prokurica.

 

Fuente: https://www.eldinamo.cl/actualidad/2020/05/20/chile-coronavirus-el-potencial-del-cobre-y-sus-nanoparticulas-en-la-lucha-contra-el-coronavirus/

Pin It on Pinterest

Share This